21 oct. 2010

Fabricando un comedero

Bueno, hoy le toca un poco al bricolage y como me hice un comedero para colgar, pensando un poco tambien en que tuviera la suficiente capacidad para tener comida durante unos días sin necesidad de repostaje.

Por un lado el contenedor: se trata de un Tupper de forma vertical y con las paredes lisas para facilitar el pegado  de las piezas del interior, un agujero en cada cara y debajo de cada agujero un palo a modo de posadero, unido con un tirafondo y un poco de cola de contacto.
¿Cómo hacer que la comida no caiga por los agujeros?: Me dio un poco de quebradero de cabeza, está claro que necesitaba unas "campanas" que por alguna extraña magia de la física lo evitaran y en un principio usé la parte de arriba de los comederos para jaulas que se venden sueltos, pero el hueco se hacía muy grande y corría el peligro que algún pajarillo se me colara dentro del tupper, le puse una rejilla, pero el conjunto era tan grande que sólo podía poner un agujero por nivel.
El caso es que al final lo solucioné con unas tapas de suavizante, aunque vale cualquier tapa para este caso: desodorante, leche,... Las corté por la mitad, pero como la sección es tan sumamente fina, pegarlas en la pared del tupper, por dentro, es muuuy incomodo y nada fiable, así que preparé unas piezas de algo plástico, fácil de cortar y suficientemente rígido que saqué de una funda de CD de plástico flexible, el resultado: media tapa con una superficie respetable para pegar por dentro. Eso sí, bien provista de cola de contacto de calidad y reforzada con un hilillo de cola carpintero, tal que así:



Ahora ya sólo queda pegarlas, enrasando la parte inferior de la "campana" con la parte inferior de cada agujero, preparar unos agujeros para colgarlo y listo.



Queda comprobar el funcionamiento, las futuribles fotos que le pueda exprimir y si cuatro meses a la intemperie respetan las piezas pegadas o me lo desguazan enterito, pero eso ya es historia para otro post.



4 oct. 2010

Cercetas

Pues ya han llegado las Cercetas comunes al Embalse de Rioseco.
Hoy había 6 ejemplares, supongo que poco a poco se irán ya acercando, aunque estos últimos años no han estado más de 20 durante el invierno.
Tambien una Collalba gris y algún que otro Zampullín común.

1 oct. 2010

Berrea y primeros Porrones en Rioseco

A primera hora de la mañana, entre dos luces, ya echaba monte arriba, hacia la zona de la Preciente, a ver si se daban los Venados hoy, aprovechado que el día se presentaba medianamente bueno.
A escasos 200 metros el primer macho, la verdad que contaba con él ya que estos días berraba por esa zona, un prado bastante grande. Una pena la falta de luz para las fotos, pero por lo menos estuve un buen rato viéndole.
Hasta llegar arriba, como siempre: Mirlos, Petirrojos, Escribanos montesinos y algún Acentor.
Aunque no se oía mucha algarabía de Venados sí que algo se movía, pero lejos. Hasta que apareció éste que se adivina en la foto, acompañado de dos hembras y una cría y sin parar de berrar, con lo que todos los que estaban alrededor empezaron a animarse, unos más lejos, otros menos, pero ninguno a tiro de cámara, y eso que el sitio en el que estaba era de órdago.


Desde la piedra en la que estaba me quedaban los árboles un poco más bajos, con lo cual sí que puede ver algún que otro emplumado, ya que desde abajo hay todavía mucha hoja y no es fácil cubicarlos.
Como siempre en este sitio Carboneros comunes y garrapinos y Herrerillos comunes no faltaron, además de Cuervo, Arrendajo y Mitos.

Herrerillo común

A la hora de marchar, cosa curiosa, me encontré un Lirón gris, muerto, una pena. Y otra sorpresa, una pareja de Currucas rabilargas, confiadas pero bastante inquietas, será cosa de volver otro día a ver si hay manera de  hacerles alguna foto.

Parada en el Embalse de Rioseco, ya han llegado un par de Porrones comunes macho y una hembra, son los primeros, aunque visto lo de otros años tampoco espero muchos más, faltan los moñudos y las Cercetas, supongo que más adelante ya se empezarán a ver. Además tres Andarríos Chicos también andaban por allí, a sus cosas