20 mar. 2011

Carbonero palustre

Bueno, por fin he visto al Carbonero palustre por aquí, siempre se me había resistido, hasta ayer, así que otro para tachar, pero voy por partes.
Tocaba la zona del Pantano de Tanes, como ya hay bastante deshielo los dos embalses andan casi a tope, y los ríos ni digamos, no dan a basto de meter agua, y claro, si no se cabe en el cauce hay que pasar por donde sea.


Andan ya los Anades reales emparejándose y cosas de esas de la primavera, aunque en Tanes, al ser grande y su número no muy abundante, suelen andar dispersos y no muy confiados.

Anade real macho

Por el camino los más activos son los Petirrojos y los Mirlos comunes, compiten en marcar territorios cantando y pegándose con los contrincantes, tienen a veces tal jolgorio que no soy capaz de distinguir quién canta de los dos.

Petirrojo

Según voy ganando altura disminuye el número de Mirlos y se van uniendo Pinzones vulgares, Carboneros comunes, Garrapinos y Zorzales charlos a la algarabía, podría decirse que la cosa está bastante animada para ser el primer día que hace sol medio en serio y que todavía es invierno.


Carbonero común

A mitad de camino hay un bosquete de mezcla de castaño, roble y haya donde escucho a los Picapinos tamborilear y reírse, y para allá que me voy, a ver si los localizo, no es muy difícil sentándose a esperar, si es su territorio tarde o temprano aparecen, como así hicieron, en pareja, intenté pillarles con la cámara, imposible, y entre uno y otro no sabría decir si eran macho y hembra ya en parada o dos machos pegándose por el territorio. Así que como muestra una foto de su trabajo en los árboles.


Este bosquete termina en un collado, que, como cosa curiosa, conserva cuatro refugios de piedra, que supongo que serán para el ganado, en muy buen estado, tanto exterior como interior.


Sentado en el hayedo no tardan en aparecer y oirse Trepadores azules y Agateadores comunes, algún Zorzal charlo, Paloma torcaz, Cuervo, Ratonero y más Picapinos.
Ya de vuelta, por el mismo camino por un pequeño problema con un perro (menuda racha llevo) me voy encontrando con Camachuelo, Herrerillo capuchino y mientras volvía a esperar a la pareja de Picapinos del principio se me aparece un solitario Carbonero palustre, bajó al suelo como misil, cogió una corteza de una castaña y se puso a despacharla tan tranquilo, menos mal, porque si no a ver quien le pilla, con lo inquietos que son.




Carbonero palustre

Con esto ya está hecha la mañana.
Ya de vuelta una parada, pequeña, en Rioseco, donde está la cosa muy baja y de donde me traje solamente a este solitario Cuervo.



3 comentarios:

Fores dijo...

Porque has dicho un Picapinos. Si me dices que es con un taladro me lo creo. Pero que perfección.

A estos carboneros ya les voy cogiendo el aire. Algunos hay por la zona.

Buenas fotos, como siempre.

Senén SC dijo...

Gracias Fores. Menudes "parafuses" están hechos.

Wili y Colasina. dijo...

Un buen relato. Vigila el hueco de abajo, que parace muy nuevo, y es posible que sea recién barrenado, y si no, lo puede ocupara el trapador azul. Saludos.