13 feb. 2011

Escribanos

En un primer momento la idea era ir a por los Mitos, hay por ahí un bando bastante confiado y en una zona muy accesible para echarles fotos desde el coche, pero, a pesar del madrugón, no pudo ser, además de amanecer lloviendo, que bueno, total iba a estar dentro del coche, en la zona había gente trabajando, así que lo que se dice muy tranquilo no estaba... a eso le sumo que la luz no era, digamos que muy generosa, con lo que al final desistí y cambié de zona.
Me fui para el Valle del Alba, subiendo hacia Ladines, desde esa parte de la carretera hay unas vistas bastante generosas del pueblo de Soto de Agues, así que no podía dejar pasar la oportunidad:

Soto de Agues

Entré a ver las obras del centro de cría del Urogallo, por curiosidad, que desde que cambiaron el hormigón por la antigua area recreativa no había vuelto a subir, el edificio está bastante disimulado entre tanto árbol, y bueno, si sirve para algo pues bienvenido sea. Por la pista que le llega había un bando bastante numeroso de Pinzón vulgar, así que paré el coche para ver si se dejaba caer algo, cuando entre tanta pinzonada veo unas cosas amarillas, en un principio pensé que Escribanos soteños, pero no, eran Escribanos cerillos, que aquí van:



En esta se ve el característico obispillo pardo que lo distingue:





Luego, algún que otro Montesino tambien se dejó ver:

Escribano montesino

Y cosa curiosa, no pude echar ni una foto a los Pinzones...
Ya de vuelta, parando a cada poco por la carretera, ya que hay bastante actividad de páridos, (Carboneros comunes y Herrerillos comunes), y una pareja de Trepadores azules bastante animadilla ya por el calor y la próxima primavera:


Trepador azul

Me acerco al embalse de Rioseco, que está como siempre: Cormorán, Andarríos chico, Garza real, Lavandera blanca y cascadeña, Cerceta c., Porrón europeo y moñudo y pequeños páridos:

Anades reales y Cerceta común

Garza real

En el embalse está también otro aficionado, Jose Antonio, con el que, después de una muy agradable charla y un café me voy a ver si vemos un Treparriscos que localizó hacía unas semanas, más que nada a ver si sonaba la flauta, que no sonó. 
Y ya está, una mañana más para el blog.

6 feb. 2011

Nieve II

Ayer me tocó pisarla a mí. Una entrada un poco fuera de la línea de las otras, pero que aprovecho para enseñar la zona del Puerto de las Señales con un aspecto un poco diferente al de otras entradas del blog.
Como siempre madrugón, que en el monte hay que estar a primera hora para aprovecharlo bien... Por el camino nada que reseñar hasta llegar a Bezanes, donde, aunque ya había claridad, no puedo asegurarlo 100 %, pero juraría que me encontré con un Gato montés, el pobre venía azuzado de una pista que va paralela a la carretera por otro coche, y al salir al asfalto se encontró con el mío, pegó un par de reveses y otra vez para el monte, lo suficiente para ver el tamaño, el color y sobre todo el pedazo de cola con los aros y la punta negra, casi que me lo apunto... pero con dudas.
Por estas fechas, y todos los años, es raro el día que no subo al Puerto y no hay inversión térmica, ayer salí de casa con -2 y arriba, a las 8,30 de la mañana, marcaba +3, no es de las más extremas que he pillado pero como no hacía ni gota de aire la verdad que se estaba bastante agradable.
En 10 minutos todo preparado y me meto a la nieve, está algo blandurria, así que, conociendo la zona, cambio la dirección del intinerario para pillar de bajada las palillas cara este y sur, que tendrán la nieve ya un poco más transformada y más manejable, y así ir cogiéndolas de seguido.
Lo primero "mi" Hoya, lógicamente ni rastro de Tarabillas, Acentores, ni Libélulas, sólo un Carbonero garrapinos muy concentrado de rama en rama. Este es el aspecto que presentaba:


Al fondo a la  izquierda, el Pico del Aguila, por lo menos una de las posibles bajadas tiene algo de nieve (la lengua de más a la derecha).
Tiro por la vaguada que más o menos se adivina al fondo, en el centro, y a media altura giro, a buscar el final del Valle de los Carros, donde en Verano andan los Corzos y los Rebecos, y ahora hay esto:


No se oye nada, el dia que caiga la bomba atómica que me pille aquí... En esta parte la nieve está muy blanda, sin transformar casi, con trozos de costra, luego dura, luego te hundes...


Bajando por el Valle ya se va viendo el final del paseo, el Alto de La Bardera, aquí lo vemos a la derecha del Valle de los Carros, y al fondo, asomando un poco por la parte izquierda, Las Cuerdas.


Aquí La Bardera, ya se adivina la palilla con buena nieve....


Desde arriba hay vistas sobre el Valle del Nalón y el de la Ablanosa. En esta se ve al fondo, a la derecha, el mazacote del Tiatordos, y en primer plano, centrado, lo cima del Cueto Negro... por ahí abajo andará alguno de los Urogallos que van quedando en Redes.


Enfocado a los esquí el Canto del Oso:


Y éste, con el que casi choco al llegar arriba y decidió que estábamos muy cerca uno del otro:


Aquí, saliendo de abajo a la derecha, se adivina el Valle del Rio de la Ablanosa, que va subiendo hacia la izquierda hasta la Vega de la Ablanosa, luego sigue hasta la de Pociello, que no se ve, y desde ahí hasta el Collado entre la Rapaona y la Peña del Viento (más o menos centrada en la foto, al fondo)


La bajada, muuy corta, aunque con nieve muy buena, a buscar el colladete para subir al Pico del Aguila. La subida penosa... mucha nieve blandísima y de repente costras muy finas que metían los esquís por debajo de las Cotoyas.



Pero bueno, una vez arriba, como siempre, mereció la pena la sudada. Enfrentado a los esquís, el Pico Lago, a su derecha asoma el Mampodre , y al fondo, fondo, centrado, el Espigüete:

Y por la izquierda, más próximo, el Remelende y a lo lejos Picos, con Peña Santa destacando:




Y ya está, un día casi de verano, por el tiempo, pero con nieve, lo mejor que llegando a esas horas uno está completamente solo, apetece ir a pisar todas las palas que se ven con nieve a estrenar... Cuando bajaba ya había bastante gente, tanto subiendo con esquís y raquetas, como rebozándose en el Puerto.... Hala, hala.. a disfrutar.