29 may. 2011

Puerto de Las Señales

Pues como ya marchó la nieve, mejoró un poco el tiempo y, sobre todo, había ganas de pisarlo para allá que me fui.
Aunque madrugué ya había luz, con lo que desde casa ya podía ir viendo todo lo que se fuera moviendo por la carretera, y la verdad que no mucho, algún que otro Ratonero, Mirlos, Lavanderas, una Corza y poco más, hay días que sí, y días que no.
Abajo el día no estaba para echar cohetes, no llovía pero tampoco estaba despejado, pero nada más pasar el pueblo de Tarna la cosa cambió, de repente todo despejado y el Valle cubierto, tal que así:


Ya por la zona del Puerto, y en la hoya por la que suelo andar tampoco es que hubiera mucho movimiento. Sobre todo sigo echando de menos los Escribanos montesinos, sólo vi dos, cosa rara por esa zona. Lo que sí  que sigue habiendo es Tarabilla común y Acentor común como otros años. Las Tarabillas ya han sacado adelante la primera pollada, y ya andan como locos los padres detrás de los hijos cebándoles y enseñándoles la zona.

Jóvenes Tarabillas comunes


Acentor común, Tarabilla común joven y Tarabilla común macho

A todo esto, dejo de mirar para las Tarabillas y sin venir a cuento me salta otra Corza a unos metros, ¡mira por donde!.


Corzo














De pájaros parece que no va a haber mucho más, y como empieza ya a picar el sol y moverse el bicherío pequeño pues me tiro un ratillo al suelo, a ver que pillo. Lo primero y más evidente mariposas, hay varias distintas, entre ellas reconozco a estas tres:

Aglais urticae

 Callophrys rubi

Colias crocea

Y se me cuela ésta, que a todo lo más que llego es a mojarme con el nombre propio y ya no con el apellido, y aún así con la boca pequeña, creo que es una Pyrgus, y gracias a Xurde y Federico me lanzo y diría que malvae, toma ya.

Pyrgus malvae
Tambien hay bastantes Avispas papeleras, con sus nidos en forma de sombrilla.

 Polistes gallicus

Ya con el sol incordiando me meto debajo de un pino, a esperar a ver, y uno de los Bisbitas arbóreos, que ya están reclamando con ese estilo tan propio en la cima de los árboles, se me posa a escasos diez metros.

 Bisbita arbóreo

Y en estas estoy cuando veo cruzar algo raro hasta posarse en el suelo, ¡y tan raro! un Azor con un Mirlo en las garras, la hora del almuerzo. Me dejó verle un ratillo con los prismáticos, hasta que me moví y se fue... lo mejor del día.
Y luego ya, para finalizar, un par de Carboneros garrapinos a sus cosas, y de ahi al coche y para casa.

8 may. 2011

Alguna que otra sorpresa

Tocaba ir a buscar la cámara, que las pilas no son eternas y ya hacía tres semanas que la había dejado, y sólo con cuatro.
Como casi siempre este año, si madrugo, nada más empezar a subir saltan los primeros Ciervos, esta vez siete hembras, y la vez que más cerca me han salido en esta temporada.


Un poco más adelante me sale un macho, como echó a correr monte arriba, y la maleza aquí tiene un tamaño aceptable, cada tres o cuatro pasos se paraba fatigado y miraba a ver que hacía, y yo ¿qué iba a hacer? pues echarle fotos.
Ya se le ven los cuernecillos...


Por el camino sólo se oyen Acentores comunes, muy animados, muy pocas Tarabillas (dos) y un Chochin. Iba pensando en que todavía no han llegado los Escribanos montesinos cuando de repente me salió uno, que no quita para que me corrobore en lo dicho, todavía faltan muchos por llegar.


 Acentor común

Voy un poco rápido porque amenaza lluvia y, como ya dije al principio, la prioridad era recoger la cámara. Por la zona del robledal hay bastante Pinzón vulgar (encuentro dos nidos), parece que más que otros años, vuelvo a espantar al Zorzal charlo y veo un Trepador azul.
La cámara sigue en su sitio... con tan buena suerte que ha nacido un helecho delante del objetivo... malo será que no haya librado alguna... je, ahi van, una representación de cada uno de los que pasaron por delante.

Ciervo

Corzo

Tejón

Y por último éste (o ésta), que parece que podría ser montés.


Me muevo un poco por la zona de Hayas, pero nada, otro nido de Pinzón vulgar y nada más.
Como sigue el día un poco malo pues cambio de tercio, me tiro al suelo a ver que hay, y mira por donde, que  de repente empieza a despejar y cambia la cosa, al final voy a aprovechar bien la mañana.


Como al subir me había encontrado con unos Mosquiteros me siento entonces a esperar, o mucho me equivoco o no tardaran en aparecer. Con éstos, si andan por la zona y uno se pone cerca de una rama con brotes jóvenes, son un valor seguro. Resultan ser una pareja de Papialbos.


Mosquitero papialbo


Estando a ellos me da por mirar para arriba con tan buena suerte que me doy de lleno con el Alimoche... por fín... el año pasado lo eché en blanco, y aunque me habían comentado que había vuelto a anidar en los cortados del pantano no lo había visto, ahora ya sí, no pude echarle foto al estar entre los árboles metido, paro cuando salí  ya había pasado, pero quedaban sus parientes por la zona.

 Buitre leonado

¡Vaya mañana!, ya que la cosa marcha bien ¿por qué no tiro hasta dónde las Currucas rabilargas a ver si hay suerte?. Y para allá que me fui. Tardé un ratín en localizarlas, hasta que oí cantar al macho, me acerqué, me senté y a esperar. Éstas no son como los Mosquiteros, cuando sale en un lado, cuando en otro, prismáticos arriba, prismáticos abajo, hasta que se puso a tiro, no muy bueno, eso sí, pero menos es nada.

 Curruca rabilarga


Y ya se fue acabando la mañana, todavía, bajando, me dio tiempo a tirar una última foto... no siempre el pez grande se come al chico ¿no?...