15 sept. 2013

29 de agosto 2013

Segunda salida de  vacaciones, ésta vez por La Preciente. Al poco de entrar en la pista ya aparece el primer Ciervo, está en una zona bastante cómoda si logro acercarme, pero cuando llego ya no está, iluso... Es zona de Robles y Hayas, así que están en todo su explendor y se hace difícil localizar bichos, más bien se les oye: Pinzón vulgar, Petirrojo, Picapinos, Trepador azul, Herrerillo común, Carbonero común, … Me acerco a ver si veo más Ciervos a unas piedras donde se ve bastante piornal, y sorpresa, está quemado... menos mal que no es mucha superficie, pero es la que tengo justo en frente, la más cómoda para otear. Pero bueno, es lo que hay, menos mal que no es mucha la avería, y de hecho ahí están, en otro de los helechales también bastante querencioso: una hembra y su cría. 

Cierva y su cría

Hay bastantes setas, soy un poco zote para ellas, distingo algún Boletus y poco más, aquí va una muestra.








Ya de vuelta me doy de lleno con una familia de Currucas rabilargas, los jóvenes bastante más atrevidos que sus padres se me acercan relativamente, momento que aprovecho, como no, para dejar tiritando la tarjeta de la cámara. 



Curruca rabilarga

3 comentarios:

Janice Adja dijo...

São belas as fotografias.
Beijos!!

Guillermo García-Saúco S. dijo...

Bonitas fotos, y qué pena lo de la zona quemada.
Me llama la atención la foto de la primera seta, parece que está tallada en gomaespuma.
Saludos.

Senén SC dijo...

Gracias por pasar